25 septiembre 2006

Instrucciones para conseguir trabajo

“No intentes conquistar a tu entrevistador, lo único que le importa es tu currículum. Recordá que los besos en la mejilla son muy informales y manchan, a menos que seas Sharon o Brad. No realices gestos estimulantes con la boca o manos. Reclinarse sobre el escritorio no suma tanto como un master, y menos si sos hombre. Si la seducción fuese la base de toda entrevista, las modelos y las estrellas de cine, como Brad, dominarían los mercados. La cruzada de piernas de Sharon, o la sonrisa de Brad son de ficción y están registradas. Utilizá las palabras gracias y por favor. Si la entrevista es durante un almuerzo, cuando llegue tu plato, probalo antes de agregarle sal. Salarlo antes de probarlo es como hablar sin saber. Cuando hagas el pedido andá a lo seguro. Una fondeau de caracoles ahumados es extravagante pero ¿es rica?”.

No se trata de un relato de Cortázar, sino de los consejos que publica Clarín para tener entrevistas laborales exitosas (!¿Cómo no tener éxito con semajante manual?!). Un ejemplo claro de que, a veces, los mejores chistes no están en la contratapa.

2 comentarios:

Jean Georges dijo...

Tampoco creo que pedir un chivito y terminar con las manos llenas de mayonesa sea muy exitoso.

Tanguera dijo...

jajaja! buenisimo!
Clarin esta lleno de este tipo de "sabiduria"

saludos.