24 junio 2008

El valor de una certeza

Conferencia de Jacques Lacan en Louvain - 1972

4 comentarios:

Latin Loser dijo...

habia leido cerveza...
jaja no mentira!

justo postee algo relacionado con la certeza del fin de las cosas en el reino del amor.

y lacan siempre habla con una conviccion envidiable... si te miente le crees, por las dudas de que se enoje...

.gpb dijo...

muy bueno el blog
me gusto mucho el de simultaneidad o secuencia.
saludos!!!! y pura vida.

Carolina dijo...

estremece...atormenta...

Anónimo dijo...

Es cierto, sin certezas se hace difícil soportar la vida que llevamos.
Yo solía tener una. Aquella que respondía a la pregunta que aparece en “El Lobo Estepario”: "¿Dónde vive en esta ciudad, dónde vive en este mundo la persona cuya muerte me representara a mí una pérdida? ¿Y dónde la persona a la cual mi muerte pudiera significar algo?"
Pero al fin, esta certeza también se esfumó, dejándome un poco perdida en este mundo. En un mundo enorme, radiante, potencial y abrumador. Empecé a buscarme, a mirar nuevos lugares y a sumergirme en cada instante de mi vida con la máxima sensibilidad de cada uno de los sentidos. Me redescubrí. Sin certezas. Me sentí libre. Hasta que inesperadamente, vuelve a aparecer en mis sueños aquella misma certeza. Tan intensa, tan cruel, tan hermosa.
Aún si muere en este mundo, en mis sueños vive…