13 julio 2006

Exaltación del Hombre Murciélago

Con el estreno de Superman returns se reflotan viejas interpretaciones que se hacen del personaje, algunas de ellas un poco pretenciosas: que posee raíces teológicas y constituye una alegoría de Jesucristo, que salta a la vista que el superhéroe es una figura de netos contornos cristianos, que es enviado a este mundo por sus padres celestiales para luchar contra el mal y salvar a la humanidad. O bien que es un símbolo de dominación imperial, que los principios por los que lucha, la “verdad”, la “justicia” (y el american way of life, claro) se parecen mucho al discurso de cualquier presidente norteamericano al momento de justificar una invasión. O también aquella otra que sugiere que Clark Kent representa una crítica a la raza humana, un disfraz (porque el disfraz es el de Kent) de alguien cobarde, débil e inseguro de sí mismo. Ahora, si nos remitimos sólo a las cualidades esenciales del personaje, más allá de las interpretaciones que de él se hagan, se trata del clásico héroe inocente, noble, bondadoso, brillante, con poderes sobrenaturales, un extraterrestre bastante insulso y aburrido, con una personalidad demasiado simple.

En cambio, en el extremo opuesto del panteón de los superhéroes, se encuentra Batman, un personaje obsesivo, poseedor de una gran inteligencia y capacidad de deducción (sus poderes no son la mirada de rayos x, los oídos supremos o los pulmones extra). El Caballero de la Noche, es un ser con miedos, con una mirada cínica, un poco perdido entre quien es y quien debe ser. En fin, un héroe humano, con una personalidad más interesante que la del Hombre de Acero, más compleja, más oscura: son sus ansias de venganza, tras presenciar en su infancia el brutal asesinato de sus padres, las que empujan al joven Wayne a convertirse en Batman y luchar contra el crimen (“Me dijeron que no había nada afuera, nada que temer. Pero la noche que mis padres fueron asesinados percibí algo. Lo he buscado desde entonces. Viajé alrededor del mundo, busqué en todas las sombras. Y hay algo ahí afuera en la oscuridad, algo que aterroriza, algo que no parará hasta que obtenga venganza… Yo”).

Tan diferentes son, tan disímiles sus personalidades, sus motivos, sus poderes, sus orígenes, sus filosofías, que no extrañaría que finalmente se concrete el ansiado proyecto cinematográfico que los enfrente como rivales en Batman vs. Superman y se acabe entre ellos de una buena vez (y con una paliza del hombre murciélago al ridículo engominado) esa incómoda amistad que todavía los une.

(La cita es de Batman begins).

2 comentarios:

CHEWIE dijo...

SUPERMAN ESTA TAN DOMINADO POR LAS EMOCIONES HUMANAS QUE ESTA DISPUESTO A DEJAR SUS PODERES POR UNA SIMPLE REPORTERA, COMO EN SUPERMAN 2...NO HE VISTO LA 3 TODAVIA PERO NO SE POR QUE A UNOS EXTRATERRESTRES DE UN PLANETA LEJANO LES INTERESARIA PROTEGER LA TIERRA, YO QUE ELLOS MANDABA A ZOD Y SUS SECUACES A LA TIERRA EN VEZ DE PONERLOS EN UNA PRISION ESTELAR!
BUENO, DC COMICS AGRUPA HEROES MUY DIFERENTES, POR ESO SE PUDO HACER LA LIGA DE LA JUSTICIA ¿NO?

Laura dijo...

que tiene de simple ser reportera?