24 octubre 2008

Mark Ryden o la impresión de lo siniestro


Ahí, donde lo familiar se transforma en extraño, donde lo doméstico se torna incierto y destructivo, es donde se ubican las obras de Ryden. Un universo paralelo plagado de figuras de perturbadora ternura, de inocentes personajes corrompidos, de símbolos que accionan memorias de la niñez. El lado B de Alicia: imágenes oníricas en las que la violencia duerme bajo la superficie.

3 comentarios:

MQDLV dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CAS dijo...

Lo siniestro y tantas cosas... si tuviera que elegir...si una de ellas eligiese por mi... Como una de ellas? Cuántas....? y quien soy? Dira Freud en lo Siniestro: ¨nos hallamos asi, ante todo, con el tema del ¨doble¨o del otro yo¨ en todas sus variaciones y desarrollos...desdoblamiento, partición, sustitución del yo finalmente con el constante retorno de lo semejante, con la repetición de los mismos rasgos faciales, caracteres, destinos, actos criminales, aun de los mismos nombres en varias generaciones sucesivas...¨

El otro que lleva mi nombre
ha empezado a desconocerme

Se despierta donde yo me duermo,
me duplica la persuación de estar ausente,
ocupa mi lugar como si el otro fuera yo,
me copia en las vidrieras que no amo,
me agudiza las cuencas desistidas (!!!),
desconecta los signos que nos unen
y visita sin mi, las otras versiones de la noche.

Imitando su ejemplo,
Ahora empiezo yo a desconocerme.

Tal vez no exista otra manera
de comenzar a conocernos...

DE Roberto Juarroz en su Poemas de otredad (1965)

Y se me salen los ojos por usted señor...y mis cadenas en usted esa vez y de golpe mi grito...es él? soy yo? Mis cadenas cadenas ahi... y yo aca... desorientación fugaz. Cómo? Con quien estoy? Ahi. Con el. Solo Dios sabe como lo adore en ese instante.

A.C. dijo...

Excelente!
Tan parecido a la realidad y tan distinto a todo...