21 julio 2008

La falacia del coito

“Como el sediento que en el sueño quiere beber y agota formas de agua que no lo sacian y perece abrasado por la sed en el medio de un río; así Venus engañó a los amantes con simulacros, y la vista de un cuerpo no les dio hartura, y nada pudieron desprender o guardar; aunque las manos indecisas y mutuas recorrieron todo el cuerpo. Al fin, cuando en los cuerpos hubo presagio de dichas y Venus estuvo a punto de sembrar los campos de la mujer, los amantes se apretaron con ansiedad, diente amoroso contra diente; del todo en vano, ya que no alcanzaron a perderse en el otro ni a ser un mismo ser”.

De Lucrecio en De la naturaleza de las cosas.

2 comentarios:

Francis Bean dijo...

De todos los blogs que vi, este es sin duda uno de los mas profundos,, sigue asi, saludos!

www.portaldelperiodista.blogspot.com dijo...

Muy interesante, un gran abrazo, Juan Pablo Peralta