27 marzo 2008

Nada ocurre, nadie viene, nadie va: tedio y parálisis

Estragón: ¿Qué te pasa?
Vladimiro: No me pasa nada.
Estragón: Me voy.
Vladimiro: Yo también.
Estragón: ¿Adónde iremos?
Vladimiro: No muy lejos.
Estragón: ¡No, no, vámonos lejos de aquí!
Vladimiro: No podemos.
Estragón: ¿Para qué?
Vladimiro: Tenemos que volver mañana.
Estragón: ¿Para qué?
Vladimiro: Para esperar a Godot.

Estragón: Didi.
Vladimiro: ¿Qué?
Estragón: No puedo continuar así.
Vladimiro: Eso se dice fácilmente.
Estragón: ¿Y si nos separásemos? Quizás nos fuera mejor.
Vladimiro: Mañana nos ahorcaremos. A no ser que venga Godot.
Estragón: ¿Y si viene?
Vladimiro: Estaremos salvados.

Vladimiro: Entonces. ¿Nos vamos?
Estragón: Vámonos.

(No se mueven. Telón.)

Diálogo final de Esperando a Godot de Samuel Beckett.

4 comentarios:

Superchic dijo...

esos nombres no se los deseo a nadie! pobres!!

Mariana dijo...

Festejo tanto tanto esos diálogos... y a vos por postearlos y traérmelo de vuelta por un rato.

Pea dijo...

Me recordó a una parte de Pedro Páramo
Susana : ¿Haz matado muchos pájaros en tu vida?
Jimena : Si Susana
Susana : ¿Y qué esperas para morirte?
Jimena : La muerte Susana.

No tiene nada que ver, pero me dio un toque a eso.

Latin Loser dijo...

Estragón: No puedo continuar así.
Vladimiro: Eso se dice fácilmente.

Cuanta verdad. Si en vez de decir eso hicieramos algo para cambiarlo...

Bueno, le deje un premio en mi blog, pase a ver cuando guste!