13 febrero 2008

Facebook y la paranoia: la distancia entre la red social y el mecanismo de control

Facebook se presenta como ‘una herramienta social que te conecta con gente a tu alrededor’. Probablemente lo haga, pero nunca me gustó eso de andar llenando formularios con datos personales en Internet (tampoco en bancos u otros lugares: recuerdo ahora lo mal que me sentí después de completar una larguísima planilla para que me den la tarjeta de crédito de un supermercado que al final nunca usé). No fueron pocas las veces que me registré en servicios con nombre falso, dirección falsa, número de teléfono falso y otras estupideces semejantes para, por lo menos, calmar un poco mi paranoia. Hoy, mientras seguía atentamente el proceso de registro a Facebook por parte de un compañero de trabajo, me asombré al notar lo siguiente: en la primera pantalla para completar el perfil personal se pide (además de los datos usuales como ‘nombre’ ‘sexo’ ‘fecha de nacimiento’ ‘ciudad’) la religión y la orientación política. Las opciones son (¡y no es broma!): ‘muy liberal’, ‘liberal’, ‘moderado’, ‘conservador’, ‘muy conservador’, ‘apático’, ‘libertario’ (¡?!). Esto que vi fue suficiente para tomar la decisión definitiva de no registrarme yo mismo. Podrá ser cierta o no esa leyenda urbana que considera a Facebook una herramienta creada/usada por el FBI para ampliar sus bases de datos. Podrá ser, también, que mi paranoia haya renacido sin demasiada justificación. Pero pienso que es necesario controlar el acceso a los datos personales pues la información es poder, quien tiene información sobre mí tiene algo de poder sobre mí (por eso nunca me gustó que A. hablara de mí con su psicoanalista). Y la mejor manera de hacerlo es no publicándolos en cualquier lado o, en su defecto, mintiendo lo más posible acerca de ellos.

3 comentarios:

WonderLost dijo...

Que perderías si alguien supiera algo de vos? Que acción planeas o has hecho en algún momento donde tu información pública sería de alguna forma usada en tu contra?
Igual esto es lo de menos, lo que mas me llamo la atención es que clase de poder tiene una persona sobre uno mismo teniendo información acerca de uno mismo? Q clase de control podrían ejercer? Esto es algo que le puede ocurrir a cualquiera? Por favor... profundizar en otro POST.

Caroline dijo...

Un nombre, un e-mail, un telefono, y si nos vamos a la mierda un domicilio, son todas cosas que dan al otro el "poder" de encontrarnos, ubicarnos, o simplemente saber que existimos...y si uno no quiere ser encontrado? y si uno quiere mantenerse en el anonimato y simplemente Ser para aquellos que uno elija? no es tan descabellado...o en todo caso, titulo bien puesto, es paranoia..nada mas.

La wichod dijo...

Es cierto que es peligroso andar dejando toda tu informacion por ahi pero... "¿no sera mucho?" tus miedos me suenan mas a "me da miedo que me venga buscar el Duende" que a una preocupacion real