06 febrero 2008

Disney o la proyección de las miserias humanas en los animales

Donald: ¡Hombre! ¡Qué buen día! Un día maravilloso para ir a pescar o a remar, o incluso para ir a comer al campo; lo malo es que no puedo hace nada de eso.

Sobrino: ¿Por qué no, tío Donald? ¿Qué es lo que te lo impide?

Donald: El dinero, chicos. Como siempre estoy pelado hasta el final de mes.

Sobrino: Pero podrías ir de paseo, tío Donald, ir a observar los pájaros.

Donald: (graznido) ¡No me queda más remedio! Pero antes esperaré a que venga el cartero. ¡A lo mejor me trae alguna buena noticia!

Sobrino: ¿Como un giro de un tío de América al que no has visto en tu vida?

El dibujo es Portrait of a duck de Roy Lichtenstein.

1 comentario:

Lau dijo...

tremendo......es tal cual....